Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog

¡Angye Gaona, libertad! Carta a un juez que emplaza a la poesía

Publié le par Cristina Castello

ok3.jpg

Performance del artista Clemente Padín por Angye Gaona (una de las fotos)

 

Traficante de palabras

Señor juez de Angye Gaona,
Tenga presente que Angye trafica con palabras. Tal vez esté cansada de las palabras de todos los días. En Colombia las palabras más frecuentes son reo, víctima, desplazado, desaparecido, desterrado, detenido, prisión, “justicia”, ejército; condena, muerte, jueces, policía, persecución, asesinato, emboscada, atentado y otros ásperos términos que designan nuestro tiempo oscuro. Allí en donde estaba la palabra prisión Angye escribió la palabra pájaro.
Juzgue usted, ya que va a juzgar la poesía, si tiene sentido la palabra condena. Con esta gramática vamos todos los días a nuestros oficios, caminando en las entrelíneas de este lenguaje que nombra abismos y atavismos, duelos y miserias. En donde estaba la palabra reja Angye escribió la palabra sueño, y ese día empezó su proceso.

Quienes pensamos que el mundo es también para la celebración y para la vida, pensamos en otros términos, en otra realidad nombrada, otra escritura, otra sociedad en donde sean posibles los sueños. Y nombramos junto a Angye otras palabras que le abren ventas a la oscuridad de nuestro mundo, y a manera de conjuro contra la oscura gramática del odio, decimos mar en coro desobediente con Angye, y decimos llanura, decimos arena, montaña y cordillera, y nos rebelamos contra las palabras de la noche, no aceptamos esta noche impuesta. Y escribimos frases salidas del mundo ocultado, como Angye que escribe “lo que llevo es mar”, y escribe “orilla luminosa”, y otras frases dolorosas, “el sol que atesoras en las bóvedas”, “el camino del esternón”. ¿Que no entienden, dicen?, ¿Y qué es lo que no entienden, que una poeta quiera sacar chispas de luz allí en donde solo hay noche?, entonces nos rebelamos contra la noche, y decimos: Sol de las bóvedas no eres nuestro sol, sol de las cenizas, te queremos afuera, libre de las prisiones que se levantan para ocultar el día a los ojos humanos.
 ¿Qué quieren llevar de nuevo a Angye a la cárcel?, no entienden, las aves de la noche no entienden los vuelos ligeros de las aves del día.

Señor juez, no es posible llevar a prisión la rebeldía del viento.
                                                  

                                                                                       Álvaro Marín

                                                                               Escritor, poeta, ensayista


¡Angye Gaona libertad !

Commenter cet article